Yo soy mis sentimientos

 

24-fotografias-en-blanco-y-negro-que-te-dejaran-sin-aliento-10-728x872

 

“Si quieren saberlo, yo soy mis sentimientos, y quien me los robe habrá de llevarme también consigo”.

Alejandro Dolina. “Crónica del Ángel Gris”

Balada del amor imposible

saradavid_0152_bn

 

“Hay para cada hombre una mujer, una sola, que reúne todas las virtudes que ese hombre sueña. Su belleza está hecha para deslumbrar a ese hombre. Su voz ha sido creada para seducirlo. Su inteligencia, para suscitarle y sugerirle ideas amables. Su ternura, para hacerle dulce el diario sufrimiento. Esa mujer existe y anda por esas calles. Pero el destino ha decidido que nunca jamás se crucen los caminos de ningún hombre con la mujer que para él fue concebida.”

Alejandro Dolina. “Crónica del Ángel Gris”

 

Parlami d’amore, Mariù

 

2571d531ed9e24738fccdb930ef57ace

ESCUCHAR

Qué guapa eres, aún más guapa esta noche, Mariù.
Brilla una sonrisa de estrella en tus ojos azules.
Aunque el destino mañana sea adverso,
hoy estoy a tu lado. ¿Por qué suspirar? ¡No pienses!

Háblame de amor, Mariù.
Toda mi vida eres tú.
Tus ojos bellos brillan,
llamas de sueño centellean.

Dime que no es una ilusión.
Dime que eres toda para mí.
Aquí sobre tu corazón no sufro más.
Háblame de amor, Mariù.

Sé que una sirena bella y encantadora eres tú,
sé que se pierde quien mira
esos ojos tuyos azules.
Pero qué me importa si el mundo se ríe de mí,
mejor en un remolino profundo
pero siempre contigo,
sí, contigo.

Háblame de amor, Mariù.
Toda mi vida eres tú,
tus ojos bellos brillan,
llamas de sueño centellean.

Dime que no es una ilusión.
Dime que eres toda para mí.
Aquí sobre tu corazón no sufro más.
Háblame de amor, Mariù.

Parlami d’amore, Mariù (versión de Achille Togliani, 1945)

 

Madre

madre-migrante-blanco-y-negro

MADRE, ERES EL COMIENZO DE TODO

Madre, eres el comienzo de todo.
La primera palabra, la primera estrofa.
Tü respondes a mi balbuceo,
La tierra la vi desde tus brazos.

Madre, eres el comienzo de todo.
Mirando en tus ojos, estoy en el cielo.
Me regañabas menos que otros,
Pero solo de ti yo tengo miedo.

Dando mucho, pediste poco
Y no buscabas otro destino.
Madre, tú eres el comienzo
De mi patria, de mi camino.

Kady Myrza Ali