Nunca sé leer tus intenciones

faa82ec3fbb0893564ea5c7fae8b55ac

Nunca sé leer tus intenciones. No sé cuándo tocas mi puerta decidida a matarme, o cuándo simplemente te acercas y me besas buscando refugio. Así eres tú, letalmente impredecible. Yo en ambos casos te espero con el corazón abierto.

Carlos Kaballero

 

 

 

Anuncios

Enemigos íntimos

expo-foto-miami-1

 

“Cuando el amor cierra los ojos para beber en unos labios el agua que un momento se le presta, se hace en torno la muerte y queda sólo profundamente vivo lo que es de suyo desvalido y torpe: el tacto, que resbala como un reptil sobre las superficies.”

 

Antonio Gala “Enemigos íntimos”

Toda abrasada en amor

 

marc3ada-teresa-sc3a1nchez

“Veíale en las manos un dardo de oro largo, y al fin el hierro me parecía tener un poco de fuego. Este me parecía meter por el corazón algunas veces y me llegaba a las entrañas: al sacarle me parecía las llevaba consigo, y me dejaba toda abrasada en amor grande de Dios. Era tan grande el dolor, que me hacía dar aquellos quejidos, y tan eccesiva la suavidad que me pone en grandísimo dolor, que no hay que desear que se quite, ni se contenta el alma con menos que Dios. No es dolor corporal, sino espiritual, aunque no deja de participar el cuerpo en algo”

Teresa  de Jesús “Libro de la vida”

 

Las pasiones inconfesables

sim_n_del_desierto_11

“El espíritu humano está expuesto a los requerimientos más sorprendentes. Constantemente se da miedo a sí mismo. Sus movimientos eróticos le aterrorizan. La santa, llena de pavor, aparta la vista de lo voluptuoso, ignora la unidad que existe entre las pasiones inconfesables de éste y las suyas.”

 

Georges Bataille, El erotismo